El secreto de Thalía para seguir vigente en el mundo del espectáculo

Thalía’s World Is Full of Love For New Artists, Passion Projects, Justin Bieber & BLACKPINK

Thalía inició 2020 con mucha energía… En una entrevista con Infobae, la intérprete mexicana habló de su más reciente sencillo Ya tú me conoces, canción que interpreta con Mau y Ricky, y que ya superó el millón de vistas en YouTube en el primer día.

Para la emperatriz de la belleza no hay ningún secreto detrás de la elección de los temas con los que suele anotarse un éxito tras otro, se trata únicamente de confiar en su corazón.

Y ahora, con Ya tú me conoces, que interpreta junto a Mau y Ricky, sólo desea seguir ofreciendo a su público algo fresco y divertido.

En una entrevista con Infobae, Thalía habló de la historia de cómo llegó la canción hasta ella y cómo se ha mantenido vigente en la escena musical durante más de tres décadas. También explicó que ahora el éxito no sólo se mide a través de millones de discos vendidos y qué espera transmitir con su música.

¿Cómo inicias 2020?¿Qué nos puedes decir de esta canción, “Ya tú me conoces”?

Emocionada precisamente de presentar una canción nueva, fresca, divertida, traviesa a mi gente, a mi público. He estado en campamentos de composición, produciendo, en estudio, más de un año, creando canciones, buscando sonidos nuevos para mi gente y cuando me llegó esta canción de Mau y Ricky. En un demo me la mandaron cantada por ellos, cuando la escuché dije ‘sí, definitivamente me encanta, me quedo con la canción, pero también quiero que ellos se queden’, porque la forma en la que la interpretaron es lo más fresco, divertido y me encanta. Ellos se montaron al proyecto, les fascinó la idea y aquí estamos presentando Ya tú me conoces, que es un sonido fresco, dentro de lo urbano y pop y el video también tiene su estilo como yo siempre lo quise un poquito más ochentero en cuanto a colores, formatos, tomas y creo que la combinación ha sido muy positiva.

Tienes más de 30 años de carrera y sueles anotarte un éxito tras otro, ¿cómo sabes que una canción va a funcionar o no? ¿Cuál es tu filtro para elegir lo que vas a cantar?

Definitivamente es algo que lo sientes, es algo que te vibra, realmente no tiene secreto. Es como cuando estás con una persona que te hace sentir mal su energía, que sientes definitivamente que tiene una vibra, un aura pesada, o que es una gente con la cual fluyes, con la que te sientes a gusto, es lo mismo con la música. Cuando escuchas una canción y te resuena en el alma y sientes que la piel se te eriza, o que inmediatamente te sientas y la quieres escuchar, en ese momento es cuando mis antenas dicen “esta es”. Gracias a Dios tengo como esa intuición y esa corazonada la escuchó. Me he entrenado por años a escuchar esa corazonada a pesar de que hay veces que mi mente me dice “no, no hagas eso”. Aunque la mente me haga trucos yo ya me he entrenado a que mi corazón en cuanto siente esa emoción es el que siempre está correcto.

Al final ¿eres tú quien toma la decisión de qué cantar o consideras la opinión de tu equipo?

Es como un 70-80% mi corazonada, pero también me gusta escuchar a mi equipo. Cuando un artista, cuando una persona siente que ellos solitos son lo máximo y lo que ellos digan es lo que es, entonces yo creo que ahí es el principio del fin, creo que mientras te rodees de un equipo que sea creativo, que esté vigente y que te escuche, pero que también aporte, eso es algo que suma a tu carrera, que te ayuda a estar mucho más enfocado y dar la mejor calidad de lo que quieras compartir con la gente.

¿Qué crees que es lo que te ha permitido seguir vigente?

Yo creo que ha sido no ser rígida sino ser moldeable a los cambios, adaptarme al cambio, creo que es el secreto de la vida en general, no sólo como intérprete o en tu profesión, sino en general el secreto de la vida es adaptarte al cambio porque la vida sigue cambiando y cambiará cada minuto, cada segundo, entonces tienes que estar tú muy alerta y muy propenso a que el cambio es bueno, abrázalo y aviéntate y eso es lo que he hecho a lo largo de tantos años de carrera, ver el cambio, entenderlo, acoplarme y seguir.

¿Dentro de esos cambios no ha habido alguno que te costara más trabajo, por ejemplo pasar de un género musical a otro?

Sí y no, siempre he tenido como esa misma columna vertebral que es lo que quiero compartir en cada canción, la estructura melódica que he manejado siempre, esa fidelidad a mi sonido, a mi intepretación, a mi forma de ser como cantante, pero siempre me he movido a diferentes gremios musicales, toda mi discografía, mi columna vertebral es algo más pop pero me he movido a todos dentro de mi pop, de pronto he hecho bachata, he hecho salsa, hip hop, de pronto canté con Tonny Bennett. Es un poquito de evolución pero respetando.

En una época como la actual, con plataformas de streaming, redes sociales, ¿cómo mides ahora tu éxito, a través de los millones de views o de los millones de discos vendidos?

Cada mercado tiene su medición, lo que son las ventas físicas, a pesar de que ya no son tantas como antes en volumen, sin embargo, lo que vendes ahí se ve el éxito. En cuanto a los shares, en los streams, el video cuántas vistas tiene, compartidas, comentarios, ahí se ve la apreciación a tu aporte a la música en este nuevo mundo. El cambio hay que abrazarlo y a mí me encanta, yo adoro todo lo que es redes sociales, compartir mi música a través de diferentes playlists, es algo que es maravilloso, mágico, estar presente en el momento y ver todo lo que está pasando y comentar con la gente.

¿Cómo ves al mundo y a tu carrera en 2020?

El mundo está en un momento de mucho caos, de mucho cambio, de mucha incertidumbre y eso pues obviamente genera en la gente depresión o negatividad y yo creo que uno tiene esa responsabilidad de ser esa persona positiva en el mundo, esa positividad, esa sonrisa, esa alegría, esa forma de sembrar una esperanza en la gente, de sembrar luz. Eso es lo que trató de hacer a través de mi trabajo, de mis empresas, tratar de que todo lo que yo aporte y que lleve mi cara, mi imagen, mi voz, tenga esa luz, esa alegría y que no sea algo que haga sentir a la gente mal, sino al contrario, que haga sentir a la gente con esperanza, con fuerza de que yo también lo puedo lograr y yo también lo puedo concretar.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •