Lali agradece a Thalía por la gran oportunidad que le dio

 

De la mano de la cantante mexicana, Thalía que la eligió para grabar Lindo pero bruto, Lali conquistó New York.

Thalía te abrió a lo grande las puertas del mercado anglo como su heredera. ¿Cómo vivís todo este crossover internacional?

Es una locura y me divierte todo lo bizarro que me pasó. Thalía me escribe por Instagram y me dice que le encanta lo que hago y “que hagamos un hit mundial”, que tenía una canción que era que grabáramos juntas para su disco Valiente. Por supuesto me agarró un paro cardíaco.

Y qué revuelo se generó. ¿Por qué creés que repercutió tanto que dos mujeres le cantaran a los “lindos pero brutos”?

Parece que que dos mujeres apuntáramos a ese tipo de hombres le dolió a algunos. Fue algo con humor, y así fue que ideamos el video, que es una joda, claramente.

¿Algunos se adjudicaron lo bruto?

Al parecer se pusieron el saco, no se puede creer. Nos reímos de ese que levanta mostrando el auto y el reloj. Justamente es algo que hablamos con Thalía desde el comienzo, sabíamos que iba a generar impacto, porque en la música urbana hay más letras misóginas que otra cosa, no hay mujeres teniendo este tipo de lecturas. A nosotras las mujeres siempre se nos quiere adjudicar el confort de hacer canciones a partir del amor y el desamor, y con letras despechadas.

Claro, una mirada muy patriarcal…

Totalmente. Y no sólo la música urbana tiene esa impronta machista, hasta el tango lo tiene. Además quiénes de nosotras en una juntada con amigas no habla de esos lindos pero gomas. Simplemente es eso, no es que estamos bardeando a todos, pero los hay.

¿Qué les respondés a los que señalaron que ese mensaje estaba dedicado a Mariano Martínez?

Les respondo que ni la escribí a la canción, sólo la interpreté. Una canción que laburaron cinco compositores entre yanquis y latinos, y ella me mandó la referencia.

Pero el “lindo pero bruto” es o no un target por el que pasaste en tus relaciones sentimentales?

–Y… nobleza obliga, me ha sucedido, más que nada en los amoríos adolescentes. De todos modos me ha tocado muy poco bobo en mi recorrido. Nos ha pasado a todas de que nos toque uno medio gomardo y yo me río mucho al respecto.

¿Cómo fue la química con Thalía durante tantas horas de promo? (Hicieron una maratón de notas, desde Univisión a Iheart radio)

La química la tuvimos al segundo de habernos conocido. Como ambas somos bichos de televisión desde niñas, somos conscientes de si algo le tapa la luz a la otra, y la verdad que nos cagamos de risa. El rodaje en Brooklyn fue de 14, 15 horas, algo a lo que yo vengo muy acostumbrada. Pensá que acá en Argentina es meter huevo a lo loco con el presupuesto que tenés.

¿Cuál fue tu gran momento con ella, ese que te va a quedar grabado?

Todo es una anécdota con Thalía. Lo que más me impactó fue conocerla el día que grabamos el video. Hasta ese momento sólo habíamos cruzado mensajes de voz y videos en Whatsapp. Llego 6 am con cara de señor y toda despeinada y apenas me ve sale corriendo a abrazarme. Solo tenía un jean, una musculosa blanca y primer en la cara, saludó a mi novio y a todo mi equipo. Te juro que todos nos quedamos en silencio durante unos segundos después de que nos saludara, hasta que mi novio rompió el hielo para decir “Ah, no, lo linda que es, es una bomba”. Me imaginaba que iba a estar más en la suya pero es increíble la cercanía que tiene con lo que la rodea.

Compartieron comidas y encuentros privados con sus parejas, supongo.

¡Sí! Nos invitamos una a la otra a comer en varias oportunidades. Amo el mundo interno que tiene y su gran empatía con las mujeres.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •