Thalía ama a sus ‘haters’

 

Thalía no es una monedita de oro para caerle bien a todos… ¡Es una de triple diamante!

La cantante, cuyo tema “No Me Acuerdo” lo grabó junto a Natti Natasha y registra más de 250 millones de vistas en YouTube, reaccionó ante sus “haters”, que piden que le quiten el celular para que ya no tenga actividad en redes sociales.

“En la vida siempre va a haber gente a la que le parezcas simpática y gente a la que le caigas en el hígado, eso es normal”, declaró Thalía.

“Hay gente que le gusta lo que uno hace y hay gente que no; hay gente que se conecta contigo y hay gente que de plano baja la cortina de hierro y no quiere saber nada de ti. Eso es válido, lógico y maravilloso”.

Se trata de un público más joven que parece no simpatizar mucho con la artista de 46 años.

“El hecho de que pueda yo causar tanta emoción y dualidad me gusta porque quiere decir que estoy haciendo algo que está resonando en el subconsciente de alguien.

“Tal vez es algo que no quieren ver de sí mismos, algo que no quieren descubrir de sí mismos. Es esa psicología que te dice: lo que más odias de una persona es con lo que tú necesitas trabajar… psicología del espejo”, agregó.

¿Entonces Thalía no es monedita de oro?

“Sí, súper monedita de oro… Triple diamante y todo”, respondió. “Hay que tener siempre un amor propio elevado, puro hacia tu persona, respetar tus gustos, tu movimiento espiritual, tu evolución mental y personal”.

Desde que Thalía comenzó a “bombardear” con sus instastories ha provocado que un nuevo público esté volteando a verla.

“Se llama generación Z, que son jovencitos entre los 2 y 19 años, en la que está mi hija y mi hijo… está descubriendo este lado pícaro, chistoso, intempestivo, coqueto, divertido, atrevido que tengo, más el lado sensible. Es algo que me da mucha alegría”.

Pero también está su público, el de siempre, que ya la conoce y sabe que su personalidad es la misma, indicó.

“Ellos se ríen y dicen: ‘¡Wow, apenas te están descubriendo! No había redes sociales en la época de las novelas o en Timbiriche… pero tú venías siendo igual desde siempre”.

Muchos se preguntan en qué momento Thalía, entre sus actividades como madre, esposa, cantante, dueña de una línea de ropa y un programa de radio, tiene tiempo para estar en contacto con sus fans en redes.

“Me gusta estar adelante, si viene el lanzamiento de un segundo sencillo, yo ya estoy en la tercera canción, preparando el tercer video y el lanzamiento del disco.

“Me gusta mucho ese ímpetu de vida que tengo, que no me deja estar sentadita en un lugar, sino que siempre tengo que estar haciendo cosas”.

Para la radicada en Nueva York cada segundo cuenta.

“Como que la vida pasa, y pasa rápido… me la quiero comer de un bocado siempre”, expresó.

“Siempre he sido así: impulsiva. Y la gente que creció conmigo, que me vio nacer, que me ha visto desde ‘Un Pacto entre los Dos’, o sea (se preguntaba) ¿qué es esa canción?, ¿por qué se viste de flores?, ¿por qué se pone pantalones acampanados y enseña toda la cintura?, ¿por qué se pone osos?… Porque siempre me ha gustado hacer esas cosas que sólo yo veo en mi mente y que me hacen feliz”.

Su filosofía es que si ella es feliz, puede contagiar ese sentimiento a sus casi 40 millones de seguidores que tiene en redes sociales.

“Cuando tú eres feliz puedes contagiar eso y hacer que la gente se olvide de su rutina, se olvide del día a día, y tenga un momento de alegría, de felicidad y de locura.

“Eso es padre, para mí eso es lo lindo de la vida: hacer clanes, hacer tribus con la gente que haces clic”.

La cantante adelantó que en el 2019 podría realizar una gira de conciertos, ya cuando el público tenga en sus manos su nuevo disco, que será lanzado en diciembre.

CONTENIDO RELACIONADO

 
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •