Thalía habla sobre su evolución mental y espiritual

 

Una artista multigeneracional, Thalía le sigue cantando a los sueños, a la vida y a la alegría. En una entrevista telefónica exclusiva para revista Amiga, nos cuenta sobre su nuevo disco “Amore Mio” y su evolución mental, espiritual y personal.

“¿Qué onda? (risas). Un besote para todo mundo allá en Guatemala”. Es lo primero que escuchamos al otro lado de la línea.

Thalía, puedes contarnos un poco acerca del disco Amore Mio, ¿por qué lo titulaste así?

Amore Mio fue una canción que me hizo llegar José Luis Roma, de Río Roma, un gran amigo y la hizo pensando en mí. Eso por un lado. Por el otro, siempre les he llamado a todos mis seguidores durante toda mi vida “amores míos” o “cariños míos”, entonces como que hizo mucha lógica con ese trato que tengo con mi público. Y tercero, es porque mi pareja es italiana y yo vivo en un hogar donde hay muchas tradiciones mexicanas e italianas, un lugar multicultural y me fascinó que este fuera el título del disco.

¿Dirías que este nuevo material te redefine y por qué?

Este material siento que es una invitación a la vida, a que vivas tu vida sin límites, sin ataduras, que la única bandera que exista sea la de tus sueños. Que sigas los latidos de tu corazón, que te liberes, que seas feliz, que ames, que te sientas seguro, atractivo, sexy y romántico. Este disco tiene todos los ángulos del amor e invita a la gente a vivirlos con una música espectacular.

Thalia Revista Amiga

¿De los nuevos temas tienes alguno favorito o todos tienen algo especial que contar?

¡Ay, todos tienen algo que contar! Creo que de mis favoritos es uno que escribí que se llama Más, otro que me gusta mucho y que tuve la oportunidad de componer se llama Gracias. También me encanta el que compartí canción con Becky G, que se llama Como Tú No Hay Dos. Además regresé a cantar otra vez con mi amigo Fat Joe, después de 15 años, en la nueva canción Tranquila, lo cual me llena de emoción. Todo el disco me gusta, pero estas cuatro son más personales.

Tus seguidores están con mucha expectativa con este nuevo material, ¿qué encontrarán?

Este disco es como una evolución de Primera Fila y fue para mí un parteaguas, reinventar mi carrera una vez más y con eso gané un nuevo grupo de seguidores. La verdad es como una evolución de música, en comparación a los primeros dos discos. Este tiene a los músicos tocando en vivo y en el estudio. Esto unido con toda la tecnología dio como resultado un sonido muy especial y avant garde. Algo muy nuevo.

Sobre el mensaje de tus temas, ¿cómo crees que ha evolucionado?, ¿Ha cambiado mucho desde que empezaste y cómo lo ves ahora?

Desde el inicio de mi carrera hasta hoy, claro que ha cambiado. Tengo más cosas que decir, más batallas que luché, más veces que me he levantado y he tratado de reinventarme. Es una evolución mental, espiritual, personal y eso se nota en las letras y en la interpretación. Me siento muy segura y muy contenta como soy hoy. Me siento agradecida con Dios y con la vida por todas estas experiencias buenas y malas que he vivido y por tanto amor. Todo eso creo que se refleja en lo que canto y cómo lo canto.

Para elegir los temas que sí entran en el disco, ¿qué influye a la hora de hacer la selección?

Lo que tomo en cuenta es algo que siento en el pecho, como un latido, como una “vueltita” como si tuviera un pececito adentro y que se da una vuelta. Es un latido, una intuición la que busco. Las canciones que son parte de este disco, de las que compuse en este caso con Marce de la Garza o con José Luis Roma, tienen esa magia, esa sorpresa que me hace florecer el alma. Las otras canciones que elegí son las de Carlos Masías y Armando Ávila. Por ejemplo, con el primer sencillo del disco que se llama Por lo que reste de vida, me la mandó Ricky, hijo de Ricardo Montaner, y me sorprendió que un chico de 19 años (esa edad tenía cuando la compuso), tuviera esta visión del amor tan pura, tan grande y magnífica. Eso es lo que me atrae cuando elijo una canción.

Sobre la promoción del nuevo disco ¿cuál será el plato fuerte?

En este momento lo que estamos haciendo es arrancar en mi patria, luego en Estados Unidos. En definitiva tengo muchísimas ganas de armar un tour Amore Mio, para irlos a visitar a Guatemala y a mucha gente amada para mí en Centroamérica. Luego quiero ir a Europa. Pero sí tengo muchas ganas de llevar este Amore Mio a ciudades que han sido importantes para mí.

CLICK HERE FOR THE HQ SCANS OF AMIGA MAGAZINE!

Antes de las presentaciones ante tu público ¿tienes algún tipo de ritual?

Trato de tranquilizarme y respirar, encomendarme a Dios, llenarme de luz, de estar tranquila y positiva. Yo sí tengo pánico escénico, ¡me lo creas o no! A mí me enferma, me palpita el corazón, se me enfrían las manos, me tiemblan las piernas. Como cuando te ponían a representar algún personaje en la obra de tu escuela, igual, es ese pánico escénico. Pero en el momento que pongo el pie en el escenario se me va, ya se me olvida y ya sale Thalía la artista, pero antes de eso soy muy vulnerable, me tengo que controlar y pensar que todo está bien y que afuera está toda esa gente que viene a divertirse, a pasarla bien y que viene a cantar conmigo y que vamos a estar unidos y mejor que nunca. Eso es lo que hago antes de salir.

Luego de presenciar todos tus logros, ¿si pudieras ver a la niña Thalía qué consejos le darías?

Pues como yo empecé tan chiquitita, a los siete años ya estaba en los concursos de televisión y en los programas de la mañana modelando y cantando. Lo que le diría a Thalita es que no se tome las cosas tan en serio, que las cosas pasan cuando tienen que pasar, y que Dios nunca, nunca te va a dejar, nunca te va a soltar. Que por muy oscura y fea que parezca la tempestad, siempre uno sale airoso. Y aunque parezca que nunca vas a dejar de llorar, siempre hay un momento en el que se terminan las lágrimas y salen las sonrisas. Eso le diría, que no se tome las cosas tan en serio.

Luego de estos 20 años de carrera como solista ¿qué sueños te faltan y qué proyectos tienes a futuro?

Siempre hay proyectos, siempre hay ambiciones, siempre hay ilusiones. Creo que cuando eso se acabe, pues ya mejor me retiro de vivir. Considero que lo importante de la vida es eso, reinventarse, seguir soñando, seguir ambicionando. Seguir fomentando mi música, cumplir mis diseños como ahora que me estreno como fashionista, con la nueva línea que estoy por lanzar en Macy’s y que sale a la venta en enero de 2015. Además de escribir libros para niños, seguir compartiendo mi vida con mi gente, actuar en algo que me llene, que me guste para regresar a la actuación y con un papel que me conmueva. Uno tiene sueños y debe luchar por ellos.

¡Ojalá pronto nos veamos en Guatemala!

CONTENIDO RELACIONADO

 
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •