Thalía define su regreso a México como una ‘caricia’

DICE QUE PISAR DE NUEVO EL AUDITORIO NACIONAL ES EMOCIONANTE Y CONMOVEDOR, SE TRATA DE SU HISTORIA DE AMOR CON EL PÚBLICO

Durante más de 20 años, desde 1981 hasta inicios del nuevo milenio, Thalía se encontraba en todos lados, en la televisión con la ‘Trilogía de las Marías’, acumulando discos, iniciando un programa de radio y engalanado las portadas de casi todas las revistas. Pero en 2003, la cantante comenzó a desaparecer del ojo público para dedicarse a su esposo, Tommy Mottola, a sus hijos Sabrina Sakaë (de 5 años) y Matthew Alejandro (de uno).

“Fue un huracán de tantos años de hacer todo lo que me proponían, pero, ahora, que ya sé qué quiero proyectar, es cuando decido hacer sólo los proyectos que me dan más impacto, en lugar de hacer todo lo que me pongan en la mesa, como antes”, sostiene la artista mexicana en entrevista. Sin embargo, fue su faceta como madre la que realmente la hizo crear conciencia sobre su carrera, sus aspiraciones y lo que quería transmitir a sus fans.

“Antes, la balanza estaba siempre inclinada a lo profesional, al ‘yo’, y al hacer las cosas para uno mismo, pero cuando me di cuenta que existía el lado humano, materno y más personal, esa balanza empezó a tener otro tipo de peso”, reconoce la intérprete.

Thalia Set

“Ahorita estoy completa. Mis hijos han creado un nuevo universo en mi vida y son lo más grande que me ha pasado. El poder asistir a Dios en su milagro, que es traer una vida al mundo, fue fantástico. Lanzarlos a este mundo es la misión más grande que tengo.”

Actualmente se encuentra realizando una gira promocional de su disco ‘Habítame siempre’, la cual la traerá al Auditorio Nacional el 26 y 27 de abril, pero Thalía sabe que su prioridad es educar a sus pequeños. “Yo soy muy entregada a ellos. Los protejo, los cuido, los atiendo, soy muy juguetona y también soy exigente en cuanto al respeto a los demás y al estudio. Es muy importante inculcarles eso”, afirma la también actriz de 41 años.

De acuerdo con la cantante, Sabrina y Matthew todavía no tienen consciencia de a qué se dedica su mamá y por eso trata de alejarlos de los chismes. “Mi marido, mis dos hijos y yo, esa es mi familia real, y la protejo con una burbuja de poder con el amor de Dios, y en esa burbuja nadie entra, mucho menos las cosas que inventan”, puntualiza.

Aprovechando que sus hijos acaban de entrar a la escuela en Estados Unidos, Thalía regresa al Auditorio Nacional, luego de una década de ausencia, y lo hace acompañada de varios amigos, como Yuri, María José, Jesús Navarro (Reik), Leonel García y Érik Rubín, entre otros.

“Los niños se quedan porque ella ya entró a la escuela y él también a un minikindergarden. Me voy (al DF) con el ‘mariado’ (Mottola). Regresar al Auditorio es algo muy emocionante, conmovedor, estresante, liberador y angustiante a la vez. Para mí es como una caricia y es el resultado de esta historia de amor que llevamos el público y yo desde hace tantos años”, destaca.

CONTENIDO RELACIONADO

 
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •